CRUBA

Hospital Municipal Base "Dr. Angel Pintos" de Azul
0.0/5 rating (0 votes)

Historia del Hospital Municipal Dr. Ángel Pintos

En 1868 se registra una donación de terrenos para construir un edificio que representara una garantía para la salud pública, pero se tardó más de una década  para que se concrete tal idea. Esto se produce durante la administración comunal de un hombre progresista, Don Ceferino Peñalva, que resuelve; en la sesión del Concejo Deliberativo del 3/11/1880, se promueve a la cuestión  “Hospital de Caridad” para que fuera establecido en el pueblo de Azul, debido a la necesidad que había de dotar a este municipio de un establecimiento de esta clase contando para ello con la cooperación del vecindario, se nombran unos vecinos para que en el carácter de comisión especial y con el concurso de la municipalidad inicien y lleven a cabo a la brevedad los trabajos necesarios a la formación de un Hospital de Caridad.
 
Esta Comisión queda autorizada para levantar una suscripción popular con este objeto, la municipalidad aportó veinte mil pesos de sus propios recursos, los que serán entregados a su debido tiempo y para hacer la elección del terreno donde debe construirse el edificio  que igualmente cede la Municipalidad.
 
La municipalidad lo tomaría bajo su dirección y administración.
 
En 1881, se realiza una sesión realizada por la corporación deliberativa municipal y se resuelve que el edificio proyectado lleve el nombre de “Hospital de Caridad de Azul” y su administración quedaba a cargo de una comisión de vecinos en la que tome parte activa un miembro de la Corporación y fuera renovada por mitades cada año. Para que no hubiera dudas sobre los buenos propósitos que animan a las autoridades de la Comuna se nombró una comisión de vecinos controladora de la construcción del edificio público hospitalario.
 
Tres años más tarde se habilitó el hospital y uno de sus primero directores fue el Dr. Isaac Aranibar quien logró darle jerarquía al nosocomio que cuenta entre otros recursos,  con una subvención lograda mediante la Ley Sarmiento en el año 1889.
 
Para ese entonces, Azul ha dado un gran salto en su progreso, van llegando y se incorporan con su ciencia a nuestra sociedad un apreciable número de facultativos.
 
No fue fácil la tarea de este núcleo de médicos, pues dejaron sus huellas en la población de nuestro vecindario pestes derivadas del cólera y la fiebre amarilla que lo azotara años atrás y de otra que se desencadena en ese entonces: la viruela; por lo que se aconsejaba  la construcción de una casa de aislamiento, ante el peligro de esa enfermedad que se venia extendiendo desde Juárez hacia el Azul.
 
Felizmente esos males fueron contrarrestados con la rapidez y eficacia necesaria por aquellos facultativos que sacrificaron horas de día y de noche, para mantener en buenas condiciones el estado sanitario del pueblo. También participaron en la noble tarea de darle su apoyo moral y material al Hospital de Azul, diferentes comisiones de damas que se sucedieron en su cometido con nobleza y desinterés.
 
Para 1964, tras 68 años de labor, el edificio que sirviera de base al Hospital de Caridad, se denomina Hospital Municipal “Dr. Ángel Pintos” en homenaje al médico filántropo de conocida memoria en nuestra ciudad, se ha ido transformando con el agregado  de una serie de dependencias en un establecimiento sanitario de primera magnitud, que sirve no solamente al vecindario de Azul, sino también a pacientes de partidos limítrofes que se allegan a él en busca de alivio a sus dolencias.
 
Para estos tiempos, el Hospital cuenta con algunas salas destinadas a hombres  y mujeres respectivamente, de clínica general; otra de maternidad, pabellón de infecciosos, moderna sala de operaciones y de rayos X, electrocardio, onda corta, consultorio de nariz, garganta y oído, de urinarias, de piel, psiquiatría y nerviosas, traumatología, de ginecología, de proctología, dentista y química, funcionando una farmacia para la debida atención del público, en la cual se despachan cientos de recetas.
 
Asciende a veinticinco el número de facultativos designados para ejercer sus tareas en el hospital a los que se agregan otros seis médicos concurrentes y que actuan ad-honorem con igual dedicación.
 
En cuanto al número de personal permanente que incluye la administración del establecimiento, enfermeras, parteras, personal de maestranza, etc, suman setenta personas empleadas y además se desempeñan junto a ellas seis religiosas azules de la orden de la Inmaculada Concepción.
 
En ese momento, el director del nosocomio Dr. Reynaldo Sarno, se mostró satisfecho por la eficiente labor que se desarrolla en el hospital, en cuyas salas se hallan habilitadas ciento quince camas, acudiendo a sus consultorios externos un promedio de 140 a 150 personas por día en época normal. La administración se encontró a cargo del señor Dardo López.
 
Como un complemento de las tareas hospitalarias que se desarrollan en el mismo terreno donde se fundara nuestra primera sala hace mas de ochenta años, funciona el pabellón de enfermedades pulmonares y afines.
 
Se guarda en el recuerdo de este hospital a todos los facultativos que en el transitar de su vida profesional llegaron un día  de paso por sus salas procura de salud para sus pacientes cumpliendo la misión de luchar con su experiencia y sabiduría de ciencia, contra los males de las más diversas enfermedades; cuyos nombres son siempre gratos para los azuleños en la evocación de pretéritas épocas.

Dirección

  • Dirección: Amado Diab N° 270
  • Ciudad: Azul
  • Provincia: Buenos AIres