CRUBA

Hospital General de Agudos José A. Penna
0.0/5 rating (0 votes)

Contar la historia del Penna es el pago de una deuda afectiva con la institución que nos albergó y con la comunidad en la que nació. La inauguración de la Estación Sanitaria Nueva Pompeya en 1905 marca el origen de la historia del Hospital Penna.
Tiene como antecedente, además del crecimiento de la población de la zona, la actitud de priorizar la atención sanitaria derivada de la epidemia de Fiebre Amarilla de 1871; sus víctimas hicieron crecer el Cementerio del Sud, ubicado en Plaza Ameghino, frente al hospital Muñiz. Allí se encuentra el túmulo con los nombres de médicos muertos durante la epidemia, como De la Peña, Muñiz, Roque Pérez, Argerich. Consecuencia transformadora para la ciudad fue la migración de las clases pudientes al norte, perdiendo San Telmo su carácter de barrio residencial.
Prácticamente, al comienzo del siglo se completaba la red hospitalaria con que cuenta nuestra ciudad. La emergencia de este conjunto de efectores destinados a tomar a su cargo la satisfacción de las necesidades más apremiantes de la población, es el embrión de lo que será después el Sector Público de Salud.
Geográficamente, en la zona se destacaban los Corrales Viejos y la pulpería de la esquina de la avenida Sáenz y Roca. Hacia la calle Caseros se extendía el “barrio de las latas”, era una zona pantanosa e inundable, de terrenos rellenos con basura, con una población de personas humildes y trabajadoras. Vale la pena hacer un esfuerzo de imaginación para representarse mentalmente lo que era la zona en ese entonces: las calles de tierra transitadas por carros y chatas, mal iluminadas a kerosén o gas, el cruce del Riachuelo por el antiguo Puente Alsina, lo que valoriza el gesto de crear la Estación Sanitaria y la silenciosa tarea que desde ese momento realiza el personal asignado: médicos, enfermeras, auxiliares y una categoría para el recuerdo, la de los conductores o cocheros de ambulancia a caballo con las que se hacían los auxilios.
El nombre de Parque Patricios se impone en 1904, como lo atestigua la placa sita en Caseros y Monteagudo. Nadie mejor que Homero Manzi para contarnos acerca del barrio y sus calles, quien transformará su evocación en mito a través de los tangos “Sur” y “Barrio de Tango”.
La estación cumple con sus objetivos y ya le queda chica al barrio. El 11 de marzo de 1926 se pone la piedra fundamental del Hospital de Nueva Pompeya, y el 22 de diciembre se inauguró con la presencia del Presidente Marcelo Torcuato de Alvear, el intendente y el director del hospital el Dr. Roberto Dalved, entre otros. El 26 de enero de 1927 a las 10:00 horas abre sus puertas y recibe al primer paciente. Contaba con 2 salas con 26 camas cada una, una de ellas de Clínica y la otra de Cirugía, además de los consultorios externos. A un año de su inauguración el hospital comenzó a crecer, a principios del 1928, gracias a donaciones, se construyeron la maternidad y cirugía de mujeres, aparte de urgencias y sala de operaciones, rayos, laboratorio y el pabellón de odontología.
Se habilitaron en octubre de dicho año. Se le anexan al hospital dos manzanas linderas que se destinan a caballeriza, cocheras y dependencias. Ese mismo año se cambia el nombre, de Hospital de Nueva Pompeya a “Dr. José María Penna” en homenaje al “sabio higienista” y ex director de la Asistencia Pública, creador y primer director de la Casa de Aislamiento en 1880, que luego sería en 1904 el Hospital Muñiz; realizador en 1906, de la primera campaña de desratización de la Capital Federal.
Al iniciarse el año 1928, en el hospital funcionaban los consultorios de clínica médica, piel, proctología, ginecología, urología, cirugía y cirugía menor; funcionan en su mayor parte atendidos por médicos honorarios. Se crea además el consultorio externo de niños. Una afirmación que se repite frecuentemente, señalando la misión oficial y comúnmente aceptada de los hospitales en esos tiempos es que “atienden las necesidades de la gente pobre y sin recursos, obligada a recurrir indefectiblemente al hospital”. Al año siguiente se incorporan los consultorios de oftalmología y nariz, garganta y oído.
En Valentín Alsina se hallaba la obra de Santa Teresita del Niño Jesús en cuya farmacia se expedían las recetas que provenían del hospital.
En 1930, año de la crisis económica internacional que provoca en la Argentina efectos muy duros, se encomienda al doctor Domingo Iraeta la organización de todo lo relacionado con los servicios de maternidad del hospital José Penna. En 1945 se recibió la donación Mouras y se inicia la construcción del actual pabellón principal del hospital; que se destinó no solamente a tocoginecología, sino que lo ocupan actualmente otros servicios como clínica, ortopedia y traumatología, urología y terapia intensiva.

Dirección

  • Dirección: Dr. Prof. Pedro Chutro 3380
  • Ciudad: Ciudad Autonoma de Buenos Aires
  • Provincia: Buenos Aires

Contacto