Rosario: anulan exámenes de residentes médicos

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

http://old.clarin.com/diario/2005/04/30/sociedad/s-05404.htm

LA UNIVERSIDAD COMPROBO SERIAS IRREGULARIDADES

Rosario: anulan exámenes de residentes médicos


Mauro Aguilar. ROSARIO. ESPECIAL
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Ante la denuncia de unos 50 médicos residentes, quienes acusaron de fraude a colegas e imputaron a los profesores de permitir distintas irregularidades en la toma de un examen para ingresar a cursos de especialización, el Consejo Superior de la Facultad de Ciencias Médicas de Rosario decidió declarar no válidas las 816 pruebas que se habían tomado.

La evaluación que tomó la Facultad de Medicina el 18 de abril pasado y que finalmente fue aprobada por 742 profesionales, terminó en un escándalo. Los residentes que luchaban por ocupar unos 120 cargos en hospitales municipales y de la provincia, relataron distintas anomalías: copias masivas, recepción de llamadas a celulares, salidas prolongadas del aula y encuentros fuera del recinto para verificar cuáles eran las respuestas correctas.

Por todos estos motivos, un grupo reclamó que se anularan las pruebas y se realizara un nuevo concurso. Juan Vallejos, uno de los delegados que llevó adelante esa solicitud, relató a Clarín una de las más insólitas irregularidades: "Una de las chicas salió siete minutos del aula después de recibir un llamado y volvió como si nada". Según Vallejos, cuando se reclamó por esa actitud "los profesores se excusaron diciendo que a la chica se le había roto un taco del zapato".

La decisión de no dar por válidos los exámenes, celebrada por los denunciantes, podría acarrear consecuencias jurídicas, ya que quienes obtuvieron un puntaje alto podrían apelar. Así lo reconoció Eduardo Rubin, consejero directivo de Medicina. Y confirmó la renuncia de todos los miembros de la comisión de residencia, por lo que la fecha de un nuevo examen aún es incierta.

La decana Raquel Chiara, que en un primer momento se sorprendió con las acusaciones, se abstuvo ayer de opinar sobre la decisión adoptada por el Consejo Directivo.